LunaEste viernes 14 de agosto hay luna nueva. Es decir, la luna no reflejará luz porque la tierra estará entre el sol y la luna, impidiendo que ésta absorba los rayos de nuestro querido astro.

Y si vives en el mundo occidental, lo más probable es que no te des cuenta o que te importe bien poco. Pero no hace tanto tiempo (y aún hoy en día, en otras culturas), nuestros ancestros vivían según el ritmo que la luna marcaba, pautaba las cosechas y los ciclos de la menstruación de las mujeres entre muchas otras cosas. ¡La gente, de hecho, contaba los meses de embarazo según las lunas! Es muy normal también que una mujer tenga la regla en luna llena, ya que inicio su ciclo en luna nueva, quince días antes y sería mucho más orgánico tener años de 13 meses de 28 días como hacían los mayas.

Aún hoy, festividades como la Semana Santa es determinada según las lunas, siguiendo tradiciones paganas anteriores al cristianismo.

La luna es pues parte de nuestra vida. Sin embargo, vivimos desconectados de nuestro cuerpo y de nuestro entorno, instalados en junglas de cemento donde lo más silvestre que tenemos es el geranio de nuestro balcón.

Nos sorprendemos si nos encontramos cansados o si llevamos un tiempo tristes y nostálgicos y en lugar de prestar atención a nuestros ciclos y los de la naturaleza (lunas y estaciones) como hace el resto de los animales de la Tierra, somos tan arrogantemente tozudos que forzamos nuestra máquina y nos desconectamos aún más.

Así que como parte de mi viaje metafísico y de retorno a mi verdadero lugar, he empezado a tomar la luna y sus fases en serio. La nueva nueva pues, es el momento para plantar nuevas intenciones. Y antes de continuar quiero hacer una diferenciación entre plantar una intención o pedir un deseo. Pedir un deseo es pasivo. Lo pides y lo más probables es que no hagas nada para trabajar por ese deseo, mientras que plantar una intención te obliga a participar en la manifestación de tu sueño o anhelo, dando siempre mayores resultados.

Cada luna nueva tiene lugar en un signo del zodíaco (por ejemplo, la de este viernes 14 de agosto del 2015 sucede en Leo) e inicia un ciclo de 6 meses que culmina en la luna llena del mismo signo (que en este caso será el 24 de enero del 2016). Por lo tanto, las lunas nuevas son perfectas para plantar intenciones de deseos que quieres manifestar en tu vida y que vas a trabajarte en los próximos meses.

¿Qué puedes hacer como ritual de luna nueva?

La verdad es que a mí me gustan las cosas simples. Por la red encontrarás infinidad de rituales, pero lo más eficaz es tener conciencia, es decir, poner tu atención, conocer, saber en tu vida y para eso nada mejor que escribir en un papel o en tu diario tus intenciones o intención para esa luna nueva. Te daré un ejemplo. Si lo que quieres es tener un hijo, puedes anotar algo así como: “Tengo la intención de empezar a cuidarme para preparar mi cuerpo para el bebé que voy a albergar. Tengo la intención de empezar a ahorrar para crear estabilidad. Tengo la intención de preparar la casa para hacer nido y crear el espacio para el bebé, etc.»

A mí gusta trabajar con un sólo deseo por luna nueva puesto que te permite estar enfocada. Aunque si lo quieres sofisticar más o no sabes sobre qué hacer este ritual, puedes tener en cuenta el signo del zodíaco donde tiene lugar esa luna nueva y comprobar en qué parte de tu carta natal cae (lo puedes ver en webs como astro.com o grupovenus.com)

Por ejemplo, si leo cae en tu casa 10 (casa de la vocación, el trabajo y el éxito) puedes plantar tus intenciones alrededor de estos temas. Así, cada mes, cada luna nueva caerá en una casa distinta, pudiendo enfocar tu atención a distintos aspectos de tu vida conforme pase el año. Pero si ves esto muy complicado, no te agobies, con que sigas las fases lunares y pongas conciencia ya es suficiente porque lo que cuenta es donde va tu atención y por lo tanto tu acción, cómo te ocupas de tu vida, como le pones conciencia y dejas de vivir con inercia.

En definitiva, las lunas nuevas son inicios de ciclos y perfectas para comenzar cosas, proyectos o etapas. ¡Aprovecha la energía disponible!

Este viernes así lo haré yo, haré una meditación, honraré a mi luna y luego escribiré mis intenciones porque tengo una llamada del alma que manifestar :)

Mucha luz.

 

 

¿Quieres más?

Apúntate para recibir más consejos, predicciones energéticas y recursos para conectar con tu intuición y vivir con sincronía y fluidez: